En que consiste

El Método Atlante © consiste en un proceso de reequilibrado energético de nuestros campos, físico, mental y astral. Este proceso se realiza con las herramientas Atlante ©, composición de geometría + luz + color.

 

Basándonos en el efecto fotónico. Sabemos que nuestras células del cuerpo están formadas por átomos y sub-átomos, hay que tener en cuenta que un átomo trabaja a una velocidad de un microsegundo, que es la millonésima parte de un segundo, 10-6 s. nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo áurico, entre otros cuerpos sutiles contienen átomos y sub-átomos. Estos átomos generan formas geométricas toroidales que emiten luz y color. Como estamos hablando a nivel sub-atómico y atómico, estos son imperceptibles a los ojos humanos.

 

Un trabajo de magia, sería un aspecto desestructurado del átomo o sub-átomo del cuerpo astral de la persona, (que también tiene un patrón geométrico que emite luz y color) esta desestructuración producida por el trabajo de magia, hace que nuestro cuerpo astral se quede desestructurado (emite patrón des-armónico geométrico, lumínico y de color) afectándonos a nuestra vida cotidiana, en todos los planos (físico, mental, emocional…) y no tenemos ni sabemos porque nos pasan “ciertas cosas” sin razón aparente.

 

Nuestras herramientas logran estructurar (armonizar) los patrones geométricos interiores sincrónicamente con el exterior que nos rodea, porque armonizan a la velocidad de los átomos y sub-átomos (que se mueven a la velocidad de un microsegundo), haciéndonos sentir cambios instantáneos. Es decir, ya no existirá el trabajo de magia o mal de ojo.

 

¿Por qué no podemos ver cómo trabajan las herramientas Atlantes ©?

Si por ejemplo tenemos una película donde se ve un coche circulando por la carretera y aceleramos la imagen infinitamente… el coche desaparece. ¿Así que qué prueba tenemos de su existencia? El tiempo le da validez a la existencia, es la única verdadera unidad de medida; le da prueba a la existencia de materia. Sin tiempo, no existimos.

 

Nuestros átomos y sub-átomos se pueden desestructurar por difusión o por implantación. En el caso de un pensamiento negativo es una impureza que entra en nuestro sistema, lo que genera todo un desorden (desestructuración), desplazando los átomos y sub-átomos de su punto natural de equilibrio, generando defectos, sería como si nos dopáramos en negativo, esto sería una difusión (estamos difusos) “solamente” con un cambio de pensamiento se logran mejoras.

 

Un trabajo de Magia, mal de ojo, etc… sería una implantación, (como un virus en el PC) necesitaremos un buen informático (Terapeuta Atlante ©) para eliminar este virus, ya que nosotros no lo podremos eliminar para que se restablezca su buen funcionamiento (estructurado, armonizado), además sería bueno contar con un buen antivirus para futuros ataques (protector Atlante ©)

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Jose Miguel Arguix Moreno